INICIO   ¿QUE HACEMOS?   ¿COMO TRABAJAMOS?   FOTOS   CONTACTO  

 

      

PLANIFICAR NUESTRA REFORMA

      

¿COMO EMPEZAMOS NUESTRA REFORMA?

      Vamos a poner un ejemplo común de una reforma de baño:

      Queremos dar un nuevo aire a nuestro baño, y para ello hemos pensado en mover de sitio el inodoro y sustituir la bañera por un plato ducha.

      En primer lugar tendremos que valorar si es viable la idea de poder mover de posición el inodoro, ya que no siempre es posible.

      En segundo lugar tendremos en cuenta la modificación de las tomas de agua y sus correspondientes desagües, así como los posibles cambios en la instalación eléctrica existente. Y todo esto sin dejar de lado los posibles trabajos de escayola, pintura y carpintería.

      Como podemos ver, una simple reforma de un baño, esconde más cosas de lo que a primera vista parece. Y todas estas dudas, cualquier empresa que se precie, nos debe asesorar antes de empezar nuestra obra, de este modo sabremos en todo momento los cambios que vamos a realizar en nuestro baño y a su vez el presupuesto del mismo será lo más exacto posible y evitarnos futuras sorpresas con la factura final.

      Todos los trabajos que se vayan a realizar tienen que ir reflejados en el Presupuesto, desglosado por gremios, saber en todo momento que va a hacer el albañil, el fontanero, electricista, escayolista, pintor, carpintero,...De ello dependerá que el importe de un presupuesto sea más o menos elevado.


PRESUPUESTO DE REFORMA

      El presupuesto es una de las partes más importante de nuestra reforma. Un presupuesto debe tener los datos de la empresa, un número de control, fecha de entrega del presupuesto, datos del cliente (nombre, dirección...). De este modo sabemos que estamos tratando con un empresa cualificada, y no con personas que hacen trabajos en sus ratos libres y por regla general carecen de licencia fiscal para trabajar y de póliza de responsabilidad civil, por lo que en caso de accidente o desperfecto, no se podrán hacer cargo de los gastos que se deriven de los mismos.

      El Presupuesto siempre lo tendremos por escrito.

      Un presupuesto que se precie, tiene que especificar el trabajo que se va a realizar y las superficies a reparar. Todo ello desglosado por gremios. De ese modo sabremos en todo momento qué va a hacer en nuestra cocina o baño, el albañill, el fontanero, electricista, pintor, carpintero, escayolista.... y podremos compararlos con los Presupuestos de otras empresas.

      Debemos prestar especial atención al presupuesto y ver qué está incluido en el mismo y qué se cobra por separado. De ello dependerá que el importe de un presupuesto u otro, sea más o menos elevado. Por lo tanto desconfiaremos de los presupuestos excesivamente bajos, ya que en algún lado está la diferencia, en la Calidad o en la Cantidad.

      En el presupuesto tiene que venir reflejado el precio final, incluido el i.v.a. Ya que la exclusión del mismo puede dar pie a malentendidos a la hora de presentar la factura. Para evitar dichos malentendidos y posibles incrementos en el presupuesto inicial. Exigiremos, a la empresa que nos va a realizar la reforma, la firma de un contrato de obra.


CONTRATO PARA NUESTRA REFORMA

      Un contrato de obra beneficia al cliente y a la empresa.

      Beneficia al cliente, porque en el contrato queda reflejado el importe final del presupuesto, y un presupuesto firmado es un contrato cerrado. Y beneficia a la empresa, porque de ese modo se asegura el cobro del trabajo realizado.

      Un Contrato debe incluir: el mismo número de control y los mismos datos que el presupuesto. y tiene que quedar reflejado:

            - El periodo de validez del Ppto.
            - El importe del mismo i.v.a. incluido.
            - Formas de pago (con las cantidades correspondientes de las mismas).
            - Firma del cliente.
            - Firma y sello de la Empresa.

       Una copia del contrato será para el cliente y otra para la empresa.


ELECCIÓN DE MATERIALES

      Los materiales no se deben elegir nunca sólo por sus características estéticas. También es muy importante su durabilidad y mantenimiento. Hay que huir de modas y prejuicios en el momento de elegirlos, aunque ni mucho menos está reñido moda con calidad.

      Sin duda, en lo que a mantenimiento se refiere, el azulejo es el material más adecuado a la hora de revestir la pared y el suelo. O por lo menos deberíamos colocar cerámica en las zonas donde se va a estar en contacto directo con el agua.

       En la actualidad existe gran variedad de baldosas y azulejos: Gresite, porcelánico, rectificado, etc... el coordinador de nuestra obra nos asesorará a la hora de elegir un material u otro, ya que según el material que escojamos es posible que el precio inicial del presupuesto se vea incrementado.

      Si por ejemplo queremos colocar "gresite", deberemos dejar las paredes de nuestra obra perfectamente maestreadas, raseadas y niveladas, lo que provocará ese incremento del presupuesto inicial. Ahora tenemos que valorar si queremos realizar ese desembolso, o no.

      Eso sí, no debemos olvidar que la última palabra siempre la tiene el cliente.


PLAZO DE EJECUCÓN

      Un punto importante es saber, lo más exacto posible, la fecha de inicio de nuestra obra. Calcularemos que la reforma de una cocina o baño puede llevarnos de una, a dos semanas. Todo dependerá evidentemente del trabajo que vayamos a realizar, los gremios que intervengan y, sobre todo, de la COORDINACIÓN y PLANIFICACIÓN de la misma.

      No nos tenemos que olvidar que, aparte del trabajo de los gremios, también dependemos del suministro de materiales como cerámicas, muebles, griferías, iluminarias, etc. por parte de los almacenes. Y que cualquier retraso en la entrega de dichos materiales puede llevar al traste cualquier plan de obra que teníamos previsto. Por lo que no iniciaremos ninguna reforma sin tener la certeza de que el material se encuentra disponible en el almacén. Se imagina picar y desescombrar toda la cocina, y que los muebles todavía no los hayan fabricado?.


METODOLOGÍA DEL TRABAJO

      Por fin llega el tan temido día... ¡ el inicio de nuestra reforma !

       Una empresa que se precie, en primer lugar, debería forrar el suelo de nuestro piso, el suelo del portal, el ascensor y el descansillo. De ese modo evitaremos en lo posible las inevitables molestias a nuestros vecinos y los posibles daños en nuestro piso. Con todo ya forrado, el primer gremio en intervenir es el albañil, que se encargará de picar, desescombrar y preparar las tareas al fontanero y al electricista.

      En segundo lugar interviene el fontanero. Nos sustituirá toda la instalación vieja por materiales de alimentación y saneamiento nuevos, y adaptará la instalación al diseño de nuestro nuevo baño. Incluido los posibles cambios de calefacción.

      El siguiente es el electricista. Anulará la instalación eléctrica y sustituirá todo el cableado viejo, nos pondrá los nuevos puntos de luz y adaptará la instalación a la normativa actual vigente.

      Con la instalación del fontanero y el electricista ya montada, es el turno nuevamente del albañil. Comienza el raseo, alicatado, etcetera..., de nuestra obra.

      Si hemos derribado el techo, el siguiente en pasar por nuestra cocina o baño es el escayolista. Este gremio suele tardar poco en hacer su trabajo, pero hay que esperar dos días como mínimo para que se seque el techo de escayola que ha colocado para que esté listo para pintar.

      Seguido al escayolista está el trabajo del pintor. También es rápido. Y para finalizar, el carpintero nos colocará las jambas de nuestra puerta, y el fontanero acabará de instalar los sanitarios de nuestro baño.

      Como hemos comentado, toda la reforma, con todos los gremios incluidos y dependiendo de la obra, nos puede llevar de una semana a dos semanas. Sin embargo la mampara de nuestra ducha o la encimera de nuestra cocina tardaría tres semanas aproximadamente, dependiendo si la mampara es a medida o prefabricada y si el marmolista no tiene mucho trabajo en ese momento, podria reducirse el tiempo en una semana escasa, eso sí, es muy aconsejable colocar dichos materiales a medida.

      Con todos los gremios que tienen que pasar por nuestro baño, cada vez cogen más fuerza las palabras COORDINACIÓN y PLANIFICACIÓN.

PERMISOS

      A la hora de realizar nuestra reforma es posible que nos haga falta un permiso de obra. Dicho permiso lo debe solicitar el propietario.

      Los requisitos necesarios a la hora de solicitar el permiso puede variar de una localidad a otra, así que iremos al ayuntamiento de nuestra localidad,a la oficina de urbanismo o a una oficina desconcentrada donde presentar nuestro proyecto y pagar las tasas.

      En Granada existen varias oficinas desconcentradas donde hacer los trámites dependiendo del distrito en que se encuentre:

JUNTAS DE
DISTRITO
DIRECCIÓN TELÉFONO
ALBAYCÍN Plaza Aliatar
C.P. 18001
958 209 495
BEIRO Plaza Ciudad de los Cármenes, nº1
(Centro cívico Beiro) C.P. 18012
958 208 301
CENTRO Plaza del Carmen, nº5
C.P. 18009
958 248 138
CHANA Carretera Antigüa de Málaga, nº100
(Centro Cívico Chana) C.P.18015
958 293 180
GENIL Avenida Cervantes, nº29
(Centro Cívico Manuel Cano) C.P. 18008
958 135 686
NORTE Plaza Jesús Escudero García, nº2
(Centro Cívico Norte) C.P. 18013
958 171 517
ZAIDÍN Andrés Segovia, nº60
(Centro Cívico Zaidín) C.P. 18007
958 133 752
RONDA I Plaza de la Ilusión, nº2
(Junto antigua CAMPSA) C.P. 18003
958 275 493
RONDA II Calle Marqués de Mondejar, nº3
(Centro Cívico Ronda) C.P. 18005
958 536 344

      Normalmente conceden el permiso de obra menor el mismo día en que se hace el trámite.

      Es aconsejable sacar el permiso para evitar sorpresas mientras dure la obra o evitarnos problemas con algún vecino molesto.

      Por otro lado el permiso de obra es requisito imprescindible si queremos solicitar cualquier tipo de subvención.


SUBVENCIONES